lunes, 19 de octubre de 2009

homenaje a Watu

A Watu

vamos muertos
nos miran
nos escondieron los ojos mojados

se detienen en nuestros pasos
les gritan
olvidan que fuimos educados por su silencio

vamos muertos
habitamos la noche
caminando por estos campos
fecundados en mil violaciones

vamos muertos
nos ocultan los cuerpos
ocultan nuestros cuerpos
los cubren con luces y perfumes

vamos muertos
nos arrugaron la historia en la jeta
nos anudaron al cuello
los recuerdos secretos
de testículos retorcidos
pezones desgarrados
madres traduciendo su desesperación en gritos
porque los hijos
se van esclavos
se van explotados
se van humillados
se van desaparecidos
se van muertos

veníamos muertos
así lo quisieron ellos
así lo quieren ellos
por eso ellos los patriotas
nos ofrecen la patria de la muerte
la patria del miedo

veníamos muertos
pero nuestros muertos
fantasmas para ellos
dioses paganos embellecidos de tan humanos
para nosotros
caminando la noche que ya no tememos
nos reviven las carnes
nos hierven los huesos
haciendo florecer
fertilidad en nuestros gestos

nuestros pedazos ya no son partes
ganan el cuerpo
veníamos muertos
ahora
se nos escapan los pies a la tierra
… veníamos muertos

ALDO NOVELLI
Proceso

Sanguinaria miniaturas de la luz eléctrica
articuladas sobre la piel,
y todo por gritar rebeldía
en años de mortal afasia.-


De “Nada que decir


Oscurantismo

hubo un tiempo
en que los pájaros dejaron de volar.

fue un tiempo feroz.

en esos días aciagos
escribí furioso
el primer poema
para el resto del mundo.

Elegía novena (dolor)

Una luz cegadora
palillo debajo de las uñas
la cabeza hundida en un tacho con agua,
otra luz
eléctrica
quemando la piel.

Levedades
comparadas con el dolor
de la traición.-

De “Demorando el ocaso


Cuatro poemas que leí el viernes pasado en la UNI en el homenaje a Watu (asesinado por las tres A, en la misma universidad del nacional del sur, con la complicidad de profesores aun en ejercicio). El primero es mío, escrito para la ocasión, y los otros tres del amigo Aldo, que por aquellos años vivió en Bahía Blanca. También, invitados por La Watu, participaron otros compañeros poetas y musicos, y además se descubrió un mural en el lugar donde cayo después de que le dispararon por la espalda a la vista de todos.
Esperamos que se haga justicia en este caso como en otros. Y que las autoridades universitarias se comprometan con esta necesidad que de los mas.

3 comentarios:

DarkPoet dijo...

Necesario y valioso Vasquito, recordar a Watu asesinado en los años de plomo de las AAA que precedieron a la dictadura genocida, con la UNS intervenida por el asesino hijo de puta de Remus Tetus, como un ejecicio imprescindible de la memoria.
Te felicito por eso.

Mi abrazo.
aldo n.-

diana poblet dijo...

Gracias por la Memoria, la que duele aún...porque si uno es un bien parido la Memoria tendrá que doler siempre.
Conocí a Watu, estuve ahí en esa esquina de la Historia. Será por eso que la historia sigue siendo una heida que no cierra.
Los abrazo en Memoria y Resistencia.
d.

álvaro urrutia dijo...

aldo, mil gracias por los poemas fue una responsabilidad que me gusto asumir leerlos en esta ciudad...

diana, gracias por tu comentario. me gustaria en algun momento poder charlar, para tratar de comprender aquellos años de esta universidad, y aproxiamrnos lo mas posible. hoy que en los pasillos de esta universidad pasea la seguridad privada (en conexion con militares retirados y policias) impuesta por el rectorado, y ya hay camaras listas para ser colocadas (para mayor control), y se exigira a cada uno que quiera circular por la universidad tener una identificacion; mas que nunca entendemos que la memoria es un acto de resistencia.

les quiero agradecer a los chicos de "la watu" que me invitaron a participar de algo tan significativo

un abrazo

(ahora subo una foto del mural)